Estela Barros

El legado más representativo y simbólico que conocemos de los cántabros, es el de las espectaculares estelas que han llegado a nuestros días. Las estelas son monolitos discoidales de piedra que se ornamentaban con representaciones solares o funerarias. Su datación exacta es realmente complicada, aunque todo parece indicar que son anteriores al proceso de romanización de Cantabria. Estas grandes representaciones solares de las que aún se conserva alguna, ocupaban distintas partes  del valle de Buelna y debieron ser objeto de culto para las tribus que poblaban Cantabria hace miles de años.