La Cordillera Cantábrica se encuentra llena de sorpresas, un lugar donde la vida salvaje aún persiste en su lucha por la supervivencia. Entre los meses de septiembre y octubre transcurre la Berrea del Ciervo, los machos concentran al mayor número de hembras a su lado para perpetuar la especie. La naturaleza elige a los más fuertes para que sobrevivan los mejores: es tiempo de las primeras lluvias del otoño, de la lucha por el territorio, de la procreación para los venados. A las primeras luces, ascendemos a las cumbres cantábricas más recónditas para profanar el secreto de la berrea, para filmar el himno del macho más fuerte que grita a los habitantes de las montañas que no va a permitir que nadie se acerque, que este otoño manda él en la montaña.

Las montañas del Nalón se descubren ante nosotros de la mano de la naturalista Barbara Canteli,  http://www.eltrasgulafronda.com/, que nos guía con acierto para poder contemplar el milagro de la naturaleza.

amanecer en el valle del Nalón