hayedo vasco

La txalaparta es un instrumento de percusión tradicional del País Vasco. Su fabricación consiste en dos soportes: cestos, sillas, banquetas… y sobre estos, algún material aislante  como pueden ser: hojas de maíz, sacos viejos enrollados, hierba seca… y encima de ello un tablón o tablones que es golpeado con cuatro palos, dos por cada txalapartari.

Las maderas más utilizadas para el tablón han sido  tradicionalmente las existentes en los bosques autóctonos de Euskadi: aliso, fresno, castaño… Aunque cada txalaparta solía tener dos o tres tablas de madera, en la actualidad es habitual encontrarnos txalapartas formadas por una docena de tablas. Este instrumento de percusión es de origen tradicional y se utilizaba en una pequeña parte del País Vasco, en los caserios y la cuenca del río Urumea. Sabemos que su uso se encontraba ligado a las labores de fabricación de la sidra. Tras triturar la manzana, se celebraba una fiesta animada por el sonido de la txlaparta. El sonido del instrumento, acercaba a la gente de los alrededores se  al lugar. Siempre ha estado relacionado al medio rural, llenando de música los valles y bosques del país vasco, sus melódicos sonidos cargados de una magia especial se meten en nuestras neuronas haciéndonos participes de tiempos arcaicos.