ría del Nervíon. Bilbao

Pocos espacios han mejorado tanto en la última década como lo ha hecho el cauce de la ría del Nervión. De la decandencia de las fábricas en deshuso se paso al uso público de unos espacios atractivos y privilegiados que fascinan a ciudadanos y visitantes. El museo Guggenheim ha dado a la ciudad un ambiente cosmopolita y turístico. Una ciudad moderna y repleta de espacios extraordinarios por los que apetece pasear y conocer. La fascinante gastronomía vasca se potencia ahora combinándola con espacios culturales de primer orden mundial. Es para no perderselo ni un minuto más.