Monte UdalaiztEl pico Udalaizt con su bello cresterío final desde el que se divisan unas vistas espectaculares.

El macizo  calizo del Duranguesado se extiende a lo largo del sur de Vizcaya conformando un conjunto de picos de gran belleza y conuna carga mitológica y social muy relevante para los vascos. Estas montañas han parido lo mejor del montañismo vasco y en ellas sehan fraguado incontables expediciones a las grandes cumbres del mundo. Forman parte del Parque Natural de Urkiola, un paraje conuna amplia biodiversidad compuesta de 137 especies de fauna, dónde destacan las aves rapaces como el buitre leonado o el halcónperegrino. Los bosques de hayas y abedules ocupan la partes altas de las montañas, dando paso en las zonas más bajas a valles a losrobledales y encinares cantábricos. Una buena parte del territorio lo ocupan plantaciones de coníferas, dónde habitan aves como el azor o el gavilán y mamíferos como la marta o la gineta.

azorUn azor desgarra una ardilla recien cazada.

 

 

El desfiladero de Atxarte se encuentra en el municipio de Abadiño, plagado de acantilados, agujas, espolones y verticalidades dónde se han abierto más de 400 vías de escalada, siendo un paraíso para este deporte en el país vasco.

lolostock copiaweb

El núcleo central de los Montes del Duranguesado lo compone la cordal Amboto-Alluitz y junto a ellos las peñas cercanas de Aizt Txiki y Untzillaitz. La sierra de Aramotz  con el imponente Mugarra, le da continuidad hacia el lado oeste mientras que hacia el este se extienden por el Ipizte y el Orisol, por un lado, y el Udalaitz por el otro. Hacia el sur se cierra con la sierra de Eskubaratz y Arrietabaso. Aún cuando no tienen altitudes muy relevantes, se dan grandes desniveles, la mayor de ellas se halla en el pico del Amboto con 1.331 metros. Entre las diferentes rutas y ascensiones, hay alguna de ellas de bastante dificultad que exige conocimientos de montaña y buena forma física, aunque tampoco hay que ser un experto montañero sobre todo si nos encontramos en la temporada estival. Yo diría que son unas montañas excelentes para prepararse y formarse en el montañismo y comenzar luego a atacar las cercanas y bellísimas cumbres pirenaicas o de los Picos de Europa que les doblan en altura. Recuerdo que me pasé todo un invierno con un compañero de ascensiones machacándonos todas las cumbres del Duranguesado para en junio viajar a los Alpes. Fue una experiencia maravillosa recorrer las cumbres vascas en toda su plenitud. Pero lo mejor es que hay rutas de senderismo para todas las edades y formas físicas, en el duranguesado toda la familia puede disfrutar de la naturaleza y de un ambiente montañero y cercano.

Monte AmbotoCamino al Amboto, dónde vive el personaje mitológico de la Mari en su cueva.

Amboto ha estado siempre envuelto en la magia y en la mitología. No en vano, en la pared rocosa y acantilada de su parte este, nos cuenta la leyenda que tiene su morada principal Mari, la dama de Amboto. Aunque es difícil, se le suele ver en la boca de la cueva, los días de buen tiempo, peinando su bonita cabellera rubia con un peine de oro, al sol. No es raro tampoco el verla pasar algunas noches como una gran bola de fuego sobre el cielo de Amboto, hacia disitintos lugares de euskadi donde posee morada o al cercano monte Oiz.

Parque Natural de UrkiolaParque Natural de Urkiola