La espléndida bahía de la Concha se abre a Donostia para enriquecerla y para convertirla en una ciudad única, anhelada durante siglos por la codicia humana siempre presta a arrebatar lo que no es suyo. San Sebastián ha aguantado los embites de franceses, británicos, portugueses y españoles que se han disputado el botín destripándolo. Aún así, sus ciudadanos decidieron una y otra vez reconstruirlo, luchar por su tierra que ha llegado al siglo XXI con sus mejores galas.bahia de san sebastianLos habitantes de Donosti, al contrario de lo que en un primer momento pueda parecer son hospitalarios, divertidos y abiertos. Personas amables a las que hay que acercarse, como ocurre con la gente del Cantábrico. Una frágil carcasa que se rompe ante una sonrisa o un inicio de conversación que puede crear una franca amistad para toda la vida. Así comenzamos nosotros y acabamos en compañia por toda donosti: de pintxos por el casco histórico, degustando la alta cocina, festejando en una sidrería y al final, un clásico, bañárse en la playa de la Concha a las cuatro de la mañana.

La ciudad es viva y próspera, con una actividad que se echa de menos en otros lugares y que aquí les está conduciendo a un éxito en los negocios. La hostelería va a toda máquina, cada vez que venimos la encontramos más vital y dinámica, con una calidad muy extendida y homogénea fomentada desde hace décadas y durante el pasado siglo con las Sociedades Gastronómicas que fomentaron el arte culinario. A comienzos de la década de los 80, los mejores  cocineros donostiarras instauraron la alta cocina de la ciudad, culminando el trabajo con la creación de San Sebastián Gastronomika, convirtiendo a la ciudad en una de las capitales de la cocina mundial.

Martin Berasategui from IDIFILMS on Vimeo.

En el cenit de la pirámide:

Arzak: Es uno de los grandes de la cocina mundial y vasca, un número uno. Lo mejor dejarse llevar por un menú gastronómico espectacular.

Akelarre: Regentado por Pedro Subijana es otro de los clásicos de la ciudad, dominando la ciudad desde el monte Igueldo sus hechizos benefactores cambiaran nuestra forma de concebir la gastronomía.

Martín Berasategui: Se trata de uno de los mejores cocineros del mundo, nunca deja de crear y de innovar.

calamares     La gastronomía vasca tiene su base en un producto inmejorable que ha sido impulsado por una larga tradición y educación gastronómica.

pintxos donostiEn el casco histórico de San Sebastián otra cultura gastronómica de gran calidad y difundida a través de decenas de bares y restaurantes desarrolla la hostelería de la ciudad. Se trata de la cultura y tradición del pintxo que se acompaña al también típico poteo, lo que llamamos en euskadi y otras partes del norte: ir de vinos, sidras, cañas… Un amigo siempre decía blanquearse, esto quiere decir irse de blancos :). Aquí, en el país vasco somos amantes del Rioja y se consume habitualmente, en Donosti el txacolí, en particular nos gusta mucho. Es un vino recuperado de las antiguas tradiciones vinícolas del país, ya que era cultivado habitualmente en el Euskal Herria y también en Cantabria durante el siglo XIX y principios del XX, siendo sustituido por otros vinos que lo dejaron fuera del mercado. Afortunadamente, proyectos para recuperar estos vinos han tenido gran éxito y el txacolí ha vuelto con renovada aceptación a los bares y tabernas de Euskadi, fresco y agradable al paladar, es muy recomendable para hacer ruta de pintxos.

tomate relleno de bonitoTomate relleno de bonito del norte, un manjar acompañado al fondo con un txacolí de estas tierras.

casco históricoEl casco histórico de la ciudad con una actividad frenética sobretodo en fines de semanas y festivos es un lugar estupendo para relajarse, olvidarse de los problemas y dejarse llevar entre calles y callejuelas, con una oferta cultural variada también para visitar museos y otros espacios culturales. La actividad comercial es muy amplia en esta parte de la ciudad existiendo numerosos tiendas que mantienen una economía autónoma y de pequeña empresa.

tarta de queso. La ViñaLos restaurantes y bares se especializan en su oferta gastronómica mejorando continuamente sus productos y renovando cartas y servicios. Esto es lo que convierte a San Sebastián en una ciudad gastronómica de primer orden en continua evolución.

talo de maízEn la base de la pirámide gastronómica, un producto típico de elaboración artesanal, el talo, una torta compuesta por harina de maíz tostada y rellena de chorizo, bacon, queso… riquísimos.