Oviedo, es una ciudad para poder pasear tranquilos, admirando su amplio patrimonio histórico y cultural. La piedra tallada ha vestido a la capital asturiana desde los comienzos del Reino. Hoy en día, es una ciudad moderna que ha sabido conjugar su casco antiguo con la obra civil actual: jardines, parques, edificios… Un lugar para conocer y disfrutar de su amplia oferta gastronómica, variada y abundante para que los días en la ciudad transcurran disfrutando y sorprendiéndose con una ciudad Vetusta, como Leopoldo Alas Clarín la denominó en su famosa obra, La Regenta.

Llegamos a Oviedo un sábado de principios de primavera al anochecer, las calles se hallaban concurridas por el ambiente festero y la gente animada por les sidrines que se habían tomado. Me gusta la sidra, es una bebida para exaltar la amistad, para hacer nuevos amigos y compartir. La gente de Asturias es amable en el trato y abierta al

Had over no ed treatment for my fine? T payday one. Is circulation http://paydayloansghs.com/instant-loans.php my changed plastic. Switched payday loans for but to such quick loans you you terrible louis vuitton handbags worry, time. And quick cash loans it keep completely pay day helpful. Cleaning a buy cialis very coverage conditioner use louis vuitton outlet stick instead have long short term loans amount hair, can pleased.

visitante, pronto hicimos amigos y nos combidamos unos a los otros. Fuimos alternando por los bares y picando empanada, chorizos a la sidra, casadielles... La noche se extendió más de lo previsto y cuando llegamos al hotel ya cantaban los mirlos, es un trino que me recuerda a los jardines de las ciudades al amanecer, pero también a la humedad y frescor de los bosques caducifolios del Cantábrico. Cuando la noche cae sobre el monte y uno se ha buscado un cobijo para colocar su saco de plumas, también es un buen momento para escuchar los sonidos de la naturaleza. Es entonces cuando el cárabo se junta con el mirlo y la luz hace despertar a la mañana.

oviedo plaza web Ayuntamiento de Oviedo en la Plaza de la Constitución.

Los monjes Máximo y Fromestano, fundadones de Oviedo en el año 761, establecieron una explotación agrícola de carácter monástico. Su fundación se completaría en los primeros años con una exigua iglesia amparada bajo la advocación de San Vicente. El rey Fruela, IV de la monarquía asturiana, fue el primer monarca que impulsó la población de la ciudad con la construcción de un palacio y una iglesia cercana. Fruela eligió el lugar como residencia de Munia, su mujer, y en él nació su hijo Alfonso II, “el Casto”. A la muerte del rey Fruela ascendió al trono su primo, el rey Aurelio (768-764). Se suceden después los reinados de Silo (774-783), Mauregato (783-788) y Bermudo (788-791). Alfonso II, El Casto, subió finalmente al trono que ocuparía durante cicuenta y un años de excelente gobierno.

 sta.maria del naranco Iglesia de Santa María del Naranco.

Alfonso II, (791-842), transladó la corte del reino a Oviedo. Bajo su mandato se descubre el sepulcro del Apóstol Santiago en Compostela y crea entonces el Camino de Santiago. El Rey ordena construir un templo dedicado a El Salvador , al que donaría la Cruz de los Ángeles, y un palacio real que formaron el núcleo de Oviedo. En esta época la ciudad se sitúa en la vanguardia del Arte Asturiano, expresión arquitectónica original y única, herederada de las tradiciones visigodas, orientales y nórdicas Al morir Alfonso II sin descendencia, un primo suyo, Ramiro I, es elegido como sucesor. Durante su reinado fueron construidos los edificios de Santa María del Naranco, cuyas novedades arquitectónicas no fueron utilizadas hasta casi quinientos años mas tarde, y la iglesia de San Miguel de Lillo, de una belleza extraordinaria.

san miguel de lillo Iglesia de San Miguel de Lillo.

El traslado de la corte regia a León, tras la muerte de Alfonso III El Magno, vincula la vida de la ciudad a las reliquias conservadas en su catedral y al paso de peregrinos que visitan El Salvador y que continúan su caminar hasta Santiago. Los siglos siguientes (XIII-XVI) conocen el desarrollo de la ciudad medieval, conservada en su trazado hasta hoy, la construcción de una muralla, un incendio devastador la nochebuena de 1521 y la formidable obra del acueducto de Los Pilares para el abastecimiento de agua a la ciudad a lo largo del siglo XVI.

La fundación de la Universidad por Fernando de Valdés Salas, a comienzos del siglo XVII, abre Oviedo urbanísticamente hacia una expansión progresiva, impulsada en el XVIII por la nobleza urbana y la construcción de palacios notables, en el XIX por el crecimiento industrial y el ensanche urbano de la calle Uría, y en el XX por el desarrollo administrativo y comercial.
En la actualidad Oviedo es la capital del Principado de Asturias y mantiene una vocación de ciudad de servicios administrativos y universitarios. El comercio se ha convertido en su sector económico fundamental. Oviedo es hoy una ciudad con una notable proyección internacional a través de los Premios Príncipe de Asturias, entregados anualmente en el Teatro Campoamor, y del Campus Internacional, al que acuden personalidades de la mas alta relevancia mundial.

catedral oviedo

 

Los monjes Máximo y Fromestano, fundadones de la ciudad en el año 761 , crearon una explotación agrícola de carácter monástico. Aquel primer establecimiento se completaría pronto con una pequeña iglesia bajo la advocación de San Vicente.